¿Qué pasa en nuestro cuerpo cuando entrenamos? No, no solo es quemar grasa o bajar de peso: pasan muchísimas cosas a nivel físico (y químico), pero también a nivel emocional y espiritual. Sabemos que no solo se trata de una rutina de entrenamiento en casa. Cuando somos parte de KO, nuestro cuerpo recibe una enorme cantidad de estímulos como estos:


1. Nos oxigenamos.

Últimamente se habla mucho del nivel de oxígeno en sangre, pero ¿sabes realmente por qué esto es importante?

Primero, y súper importante, el oxígeno mantiene vivas a nuestras células (que son las encargadas de que nuestro cuerpo funciones bien) y fortalece nuestro sistema inmunitario. Si hacemos ejercicio, aumenta la capacidad de nuestro corazón para bombear sangre y esto tiene como consecuencia que el oxígeno se transporte de manera más eficiente a cada parte de nuestro cuerpo. Esto, por supuesto, también mejora nuestra salud cardiovascular.

Segundo, y también muy importante, nos ayuda a asimilar los nutrientes de los alimentos. Así como lo lees, sin buena oxigenación no podemos tener una alimentación consciente. Por eso sabemos que la nutrición y el entrenamiento se complementan mutuamente.

2. Nos hace felices.

Aquí no solo estamos hablando de la satisfacción que nos da nuestro entrenamiento. Es un hecho científico (por eso hablábamos de química).

Seguro has escuchado de la Serotonina, la Dopamina y la Endorfina. Estos son las tres hormonas encargadas de nuestra felicidad: regulan nuestro estrés, nuestra calma, nuestro estado de ánimo. Una persona en condiciones normales libera entre un 3% y 10% de estas hormonas cada día. En cambio, con deporte o ejercicio ¡liberas entre 15% y 25%! (¿Increíble verdad? ahora entiendes nuestro #Trainforhappiness).

En la parte de abajo nos puedes contar sobre la sensación de felicidad que te da entrenar. No hay mejor demostración con nuestras experiencias. Entrenamiento en casa o donde quieras.

3. Nos limpiamos.

Por eso decimos que somos un Detox Center.

Después de una hora de ejercicio sudamos mucho (y si eres parte de KO lo sabes que MUCHO). En el sudor estamos eliminando toxinas y residuos que sobran en nuestro cuerpo. Nos desintoxicamos, pero no solo eso.

También, nos limpiamos a nivel mental y espiritual. Botamos todo eso que nos preocupa, nos desintoxica el pensamiento. Desfogamos, hacemos catarsis. Cada sesión es un momento de liberación, de ser, de estar.

4. Nos equilibramos.

Porque luego de ese desfogue maravilloso, necesariamente volvemos a la calma.

En KO trabajamos ese Ying y ese Yang. La energía la explosividad, el movimiento, pero también la introspección, la reflexión, la calma, la meditación. La transformación es integral. Como ya mencionamos, no se trata de bajar de peso con una rutina de ejercicios en casa. Se trata de encontrar nuestro equilibrio físico y emocional tras regalarnos un momento para nosotros.


¿Lo has experimentado? ¿Qué más ocasiona KO en ti? Queremos escucharte (o leerte) para conocer tu experiencia. Si ya eres o fuiste parte de KO90, Club KO, KO Gold, Soul Yoga o cualquiera de los espacios de KO o KO Digital Studio, ¡Cuéntanos!

#TrainForHappiness #iliveKO