Alto. Te invitamos a cambiar la pregunta por ¿Cómo tener una alimentación consciente?


Si eres un KO lover o estás descubriendo el mundo del deporte y el entrenamiento, te contamos un pequeño secreto: "Una buena alimentación no convierte a un deportista promedio en uno excelente, pero, una mala, sí puede convertir a uno excelente en uno promedio".

Otro secreto: la alimentación consciente no es solo para deportistas. Todos debemos tenerla. Significa ser conscientes de las exigencias y necesidades de nuestro cuerpo, pero vamos paso a paso. Seguro quieres saber cómo es que tu alimentación puede afectar tanto tu rendimiento deportivo, estás pensando en dietas estrictas difíciles de sostener en el tiempo, o te preguntas cómo debes comer si recién empiezas a hacer ejercicios.

Lo primero que debes tener en cuenta es que la alimentación potencia tu actividad psicofísica sin importar tu nivel al entrenar. Lo segundo, que cada persona necesita una dieta distinta, ajustada a su talla, peso y demás características corporales, y a las exigencias de su entrenamiento y estilo de vida.

Entonces, ¿Cómo debo comer si hago ejercicio o deporte? Los deportistas llevamos a nuestro cuerpo a niveles extremos. Todo deporte tiene momentos de alta y baja intensidad. Nuestra alimentación debe permitir que nuestro cuerpo funcione lo mejor posible en esos momentos de alta intensidad, es decir, que responda y obedezca a las exigencias que le ponemos. Eso nos asegurará un óptimo rendimiento. Por ejemplo, si tendré una carrera de 100 metros, necesito alimentos que ayuden a mis músculos a tener potencia y a mantener un ritmo intenso durante algunos segundos. Caso distinto sería competir en una carrera de varios kilómetros donde lo que prevalece es la resistencia. Por eso mismo, los atletas de 100 metros suelen tener una dieta orientada a desarrollar más masa muscular. En cambio, los de maratones aspiran a ser más delgados y ligeros.

Pero va más allá, la alimentación debe asegurar también que el cuerpo se regenere de todo el desgaste producido en la actividad física. Así como los atletas mencionados comen distinto para competir, deben comer distinto para recuperarse, ya que en ambos casos tienen desgastes diferentes. Luego de una sesión de Soul Yoga, nuestro cuerpo tendrá un desgaste distinto que tras culminar un entrenamiento de KO90 ¿Verdad? Trabajos diferentes requieren insumos diferentes.

Y lo último a tener en cuenta es que la alimentación no solo responde a necesidades físicas, sino también psicológicas. ¿Cómo es esto? Una buena dieta ayuda también a la salud mental, porque nuestro cerebro necesita de vitaminas, minerales, aminoácidos y otros nutrientes para producir neurotransmisores. Estos son los encargados de regular nuestro estado de ánimo, nuestras horas de sueño, nuestra concentración y otros factores psicológicos que son vitales para un buen rendimiento deportivo y para ser felices. ¡Entrena para ser feliz! ¡Come para ser feliz!

Se trata de comer con cariño hacia nosotros mismos. Si antes solías preguntarte ¿Cómo comer para bajar de peso? ¿Cómo comer saludable? ¿Cómo hacer dietas irreales? Te invitamos a preguntarte a partir de ahora ¿Cómo comer para ser feliz?¿Cómo comer de forma consciente? ¿Cómo comer con cariño hacia nuestro cuerpo? Nunca es tarde para un cambio en nuestra relación con la comida.

No lo dejes para mañana, ¡el momento de iniciar el cambio es ahora!


KO #TrainForHappiness