¿Conoces los tipos de entrenamiento que existen? Te vamos a presentar 5 tipos básicos que debes conocer para que puedas siempre orientar tu entrenamiento según tus objetivos. En KO te los vas a encontrar seguido así que queremos que los conozcas.

Con tipo de entrenamiento nos referimos a sus características y los objetivos que tiene. Los 5 tipos en los que vamos a profundizar son fuerza, resistencia, potencia, velocidad y cardiovascular.

  • Entrenamiento de fuerza

La finalidad aquí es tonificar y regenerar los músculos. Y, por supuesto, desarrollar la fuerza. Para esto necesitamos hacer peso, ya sea cargarlo, empujarlo, sostenerlo. Ese peso lo encontramos en mancuernas, Kettlebell, pelotas medicinales, nuestro propio cuerpo, etc. Estos elementos pueden también ser utilizados en otros tipos de entrenamiento. Sin embargo, en el de fuerza se utilizan pesos mayores y se suele realizar una mayor cantidad de repeticiones.

¿Sabes porqué iniciamos por este entrenamiento? Porque desarrollar la fuerza es la base para desarrollar la resistencia, la velocidad y la potencia. Te recomendamos siempre combinarlo con entrenamiento cardiovascular o de resistencia porque entre ellos se complementan y potencian. Eso te dará mejores resultados.

¿Te atreves a descubrirlo?

  • Entrenamiento de resistencia

Aquí la finalidad es aumentar nuestra capacidad física de resistir la fatiga. Nos vuelve capaces de aguantar entrenamientos de larga duración. No solo entrena nuestros músculos, sino también nuestros pulmones y nuestro corazón. También es conocido como ejercicio aeróbico.

Los entrenamientos de resistencia elevan nuestra capacidad cardiopulmonar lo que ayuda a oxigenar nuestros músculos y eliminar el dióxido de nuestras células. Además, ayuda a quemar grasa y a constituir buena masa muscular. Por eso recomendamos complementarlo con el de fuerza. Algunos ejemplos son saltar soga, el box y las artes marciales fit, correr, plank, y por supuesto, KO.

No debemos confundirlo con el entrenamiento cardiovascular. Son muy similares, pero tienen una diferencia esencial. El entrenamiento de resistencia lleva a nuestro cuerpo entre el 70-80% de su capacidad cardiovascular máxima lo que ocasiona todos los beneficios que hemos explicado. El entrenamiento cardiovascular la lleva a un rango menor que nos da beneficios distintos que comentaremos más adelante.

  • Entrenamiento de velocidad

Aquí no solo hablamos de correr. La velocidad es la capacidad del cuerpo para generar respuestas explosivas (rápidas). Poder hacer cada vez movimientos más rápidos: tirar un golpe más rápido, saltar más rápido, levantarnos más rápido.

Para conseguirlo debemos desarrollar nuestra agilidad, nuestra coordinación y fortalecer algunas partes del cuerpo como el tren abdominal. Para esto podemos realizar ejercicios como secuencias en escalera de piso, abdominales, cambios de aceleración, baile, correr en cuestas o en arena, rutinas de zigzag, KO box, y otros. También, entrenamientos específicos de core que nos ayudan a fortalecer el área abdominal.

  • Entrenamiento de potencia

¿Sabes qué es la potencia? Es la fuerza multiplicada por la velocidad (ahora lo explicamos en simple). Por eso era importante explicarte primero en qué consisten los dos anteriores. Ahora sí para entenderlo mejor: es la velocidad de tus músculos para generar fuerza. Para acelerar, dar un golpe fuerte, patear una pelota, etc.

Para desarrollar la potencia debes también poner énfasis en tus trabajos de fuerza y velocidad, y combinarlos. Es decir, realizar ejercicios o actividades que requieran usar la fuerza de forma rápida como piques, artes marciales que requieran puñetes y patadas, etc.

Hasta este momento todos los tipos de entrenamiento son como un rompecabezas: se complementan para lograr un todo integral. Ahora te presentaremos un quinto tipo que debe ser transversal a todos los anteriores.

  • Entrenamiento cardiovascular

Ya te lo hemos mencionado antes. Es muy similar al aeróbico, pero de menor intensidad. Su finalidad aumentar la irrigación en los músculos, hacer al cuerpo entrar en calor y estimular la pérdida de peso. Es una excelente forma de empezar tu rutina de entrenamiento sin importar el tipo.

Algunos ejercicios cardiovasculares son correr, bailar, bicicleta (dependiendo de la intensidad), saltar soga, zancadas laterales, entre otros. Siempre y cuando estos aumenten nuestra capacidad cardiovascular entre un 60 y 70% serán entrenamientos de cardio. Si excede esa cifra estaremos ante un entrenamiento aeróbico o de resistencia.


En KO combinamos todos estos tipos de entrenamiento en diferentes proporciones. Por ejemplo, para fuerza y resistencia no dudes en probar el x-challenge. Si buscas un desarrollo integral de todas estas aristas en una proporción equilibrada te invitamos a descubrir KO90 o a probar Club KO. Ahora ya sabes qué debes priorizar dependiendo de tus objetivos. Y un consejo, nunca pierdas de vista el objetivo de entrenar para ser feliz.

¿Sabías la diferencia entre estos tipos de entrenamiento? Cuéntanos qué otras dudas tienes sobre tipos de entrenamiento.

#TrainForHappiness