Mi respuesta y mi mejor consejo siempre es:


Decide cambiar un hábito. No diez, no veinte, uno. Misma Hora, Mismo Canal. Aquí te explico.


Entiende que será un paso a paso hacia un estilo de vida que te permita sentirte ligera, más calma, más fuerte, más capaz, más en paz, pero es un proceso. Decidir descubrirlo es el primer paso vital.

Es verdad, debes entender que va a ser lento, que costará mientras se crea el hábito, pero que cada día suma. Saber cómo NO te quieres sentir es un buen primer paso. Es decir: cansada, triste, bajoneada, lenta, desganada....la vida nos tiene hoy llenos de eso y para eso sobre todo es vital encontrar desde adentro la fuerza, las ganas, la motivación, la ilusión.

Empieza, te aconsejo, por entender que el beneficio no va a estar en un resultado soñado como bajar 10 kilos, tener esos brazos, entrar en esa ropa o convertirte en fit de la noche a la mañana. Eso no es real.

La satisfacción real está en cada día irte a dormir sabiendo que hiciste eso por ti. En ver que lo que te cuesta se va volviendo parte de ti y se siente bien. En encontrarte de pronto esa hora del día sin pensar en tus estreses, en que tomas mejores decisiones o ves el horizonte con mayor claridad. Está en esa sonrisa que sacas más seguido, en tu mejor estado de ánimo, en la forma en que tratas, en la forma en que hablas más amable, en tus ganas de comer más ligero, en tu energía. La encuentras en tu forma de ver y vivir la vida.

Yo te propongo elegir hoy UNA cosa. Una sola cosa que sea tu cable a tierra. Para mi por ejemplo, en tiempos difíciles, es la hora: mi despertador. Decido que todos los días a las 5.30am despierto. Agradezco. Ducha. Deporte. Así tenga media, una hora o dos, ese despertador marca el rumbo de mis días. Es un grito de intención al mundo.

Sé que no es fácil pero lo más difícil es empezar: el primer día, semana, mes. Luego, si te acercas a la gente correcta, con la herramienta correcta y la vibra alta siempre será menos dura la ruta.

Porfa hoy decide un compromiso, un paso. Solo te digo: recuerda anotar casa noche lo que hiciste y sobre todo pon tu despertador. Misma hora, mismo canal, y todo cambia.

Luego, con lo energía y vibra altas, ¡GO! Anda disfruta de la vida, del presente, de los que hay, de los que están.

¡No hay tiempo! La vida es hoy.

¡Salud!

Ale